martes, 22 de junio de 2010

Pa´l tacho de Carlos R. Fernandez,

¿Pa donde miraba Dios
cuando vendiste el caballo?
Malaya te parta un rayo,
que agradecido que sos
mira si sufrio por vos
claro, ya no te acordas
pero muy bien que contas
la plata que el tacho deja
y el matungo ni se queja
de lo mal que le pagas.

Y es claro, se puso viejo
ya no sirve para nada,
su vida sacrificada
no alcanza pa su pellejo
si hasta me indigna canejo
ni un chiquito e sentimiento
a él que con lluvia y viento
salvo a tu gurisa enferma
como puede ser que duermas
sin sentir remordimiento.

Pa'l tacho lo liquidaste,
adios nocherito fiel,
con la firma en un papel
sus huesos le negociaste
y que pronto te olvidaste
de un favor que no se olvida
ni lamentas la partida
de ese viaje sin regreso
y yo sin tener un peso
pa negociarteló entoavia.

Cuntas veces yo cruzaba
por el boliche seguido
y el pobre pingo aburrido
dormitando te esperaba
cada hora se sumaba
todo el dia al sol atado
ni agua le abras llevao
en esa cruel penitencia
y te ha llevao a la querencia
de madrugada, mamao.

Ni lo hubiera imaginado
si me lo cuentan, no creo,
pero por desgracia veo
cambio de lomo el recao
que pa donde va, el finao
seguro no lo va a usar
no me quiero ni acordar
lo vi crecer de potrillo
si hasta me tantié el cuchillo
pero no soy de pelear.

- "...Que fue por necesidad,
que haces lo que vos queres..."
Mira, desde hoy no me hables
y guardate tu amistad
que pa decir la verdad
nada vale y no lo callo
que ya ni palabras hayo
pa la gente como vos
Pa donde...pa donde miraba Dios
cuando vendiste el caballo.

3 comentarios:

  1. http://www.youtube.com/watch?v=TRUZjU0Onwc

    el único que hay...

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho ésta milonga, cuánta verdád. No concibo tan mal pago a un ser tan noble y sacrificado como es el ccaballo....muy bueno Ramon.

    ResponderEliminar
  3. mucha razon tiene esta milonga

    ResponderEliminar