martes, 7 de abril de 2009

Amaneciendo de Claudio Martínez Paiva

YO YA ANDABA LEVANTA’O…DE MADRUGADA,
SALGO A PRENDER MI TABACO EN EL LUCERO
MIENTRAS TERMINA DE ENCERRAR LA NOCHE
UNA RONDA DE GALLOS FULGURIENTOS.
TAPA’O CON LAS CENIZAS DEL ROCIO
ARDE HAYA EN EL HORIZONTE EL TRASFOGUEO,
HAY UN PIRINCHO…CAPRICHOSO,
MADRUGA MUCHO, VIENE HACER BUCHE DE LUZ EN ESE ALERO,
HAY UNA RONDA DE PAJARITOS CON LOS PICOS RECIEN PINTADOS DE NUEVO
Y EN LOS JUNCALES DEL ARROYO DE ORO TIENDEN A SECAR SUS MEDIAS EL BOLLERO.

YO ERA MOZO…MOZO Y CON NOVIA,
ME FALTARIA MAS O MENOS UN MES PARA EL CASAMIENTO
SOBRE EL AMANECER DE MI RELATO HA PASADO POCO OLVIDO
PERO MUCHO TIEMPO…SE VE UN AMARGO…
SENTI EN LA PUERTA EL BALAR DE UN CORDERITO ENFERMO,
ABRO…Y ME ENCUENTRO CON UN NIÑO DE MESES
ENVUELTO EN UNOS TRAPOS VIEJOS,
¿Y ESTO?... PENSE PA’ MIS ADENTRO…
QUIEN SABE?, QUIEN SABE QUE MISERIAS ME TRAJO A MI ESTE MAMON AJENO,
LO ALZE…, LO ALZE COMO QUIEN ALZA UN CRUCIFIJO TOCA’O POR DENTRO
LO BESE EN LA MOYERA QUE TENIA UNA PELUSA DE PATITO NEGRO.
LO APRETE JUERTE CONTRA EL CALOR EMPLUMA’O DE MI PECHO Y EL NIÑO…
EL NIÑO DEJO DE LLORAR...

Y EL SOL…EL SOL CURIOSO SE ACERCO COMO A OLFATEARLO,
EL HORNO ABRIO TAMAÑA BOCA AL VERLO…
Y PARA QUE EL NIÑO RIERA MI CABALLO VIEJO HIZO DE SU COSCOJA UN SONAJERO ENTONCES YO TOCA’O LE DIJE A TU’ITOS:
AL AIRE, AL RANCHO, AL CABALLO, A LA VACA, AL SOL, AL VIENTO,
ESTE, ESTE ES UN HIJO MIO…
CLARO QUE ES UN HIJO MIO POR QUE ES UNA SEMILLA,
UNA SEMILLA QUE ME TRAJO EL VIENTO,
BENDITA SEA LA NOCHE QUE LO PUSO DESNUDITO DE AMOR BAJO MI ALERO.

LE DEJE EL NENE A UNA VECINA, LE CARGUE ESPUELAS AL CABALLO VIEJO
Y LO RAYE EN EL PATIO DE MI HEMBRA,
EN EL PATIO DE ESA MUJER QUE NO TUVO CORAZON,
EN EL PATIO DE ESA MUJER QUE NO TUVO SENTIMIENTOS,
POR QUE LE NEGO AL NIÑO EL AGUA DEL SOCORRO Y PECHO
POR QUE IBAN A DECIR CUATRO VECINAS QUE ESE HIJO ERA NUESTRO,
IBAN A DECIR QUE LO HABIAMOS TENIDO NOSOTROS SIN PERMISO DEL PUEBLO
ANTE ‘L CASAMIENTO, Y ELLA, MI NOVIA, MI NOVIA ME PIDIO QUE LO REGALARA
MI NOVIA ME PIDIO QUE LO DIERA!...
¿Y COMO PODIA DARLO…?

COMO PODIA DARLO SI NO ERA UN PERRO,
NO ERA UN PERRO… ERA UN PEDAZO DE CARNE,
ERA UN PEDAZO DE CARNE CON UNA ROSA ADENTRO.
Y DIOS, DIOS NO PUSO ESE NIÑO EN EL NIDO DE UN MALBA’O
DIOS LO PUSO EN EL NIDO QUERENDON DE UN HOMBRE DE AMÉRICA
QUE SE SANTIGUA POR LOS CUATRO VIENTOS,
Y YO NO ESTOY PARA QUE ME TIEMBLE EL PULSO
CUANDO SALGO A PRENDER MI TABACO EN EL LUCERO.
ELLA MI NOVIA ME DIJO QUE PODIA HABERME DAO’ UN HIJO NUESTRO,
QUE ESE, QUE ESE ERA UN PEDAZO DE CARNE AJENA,
QUE ESE ERA UN PEDAZO DE CARNE NEGRA,
QUE ESE ERA UN PEDAZO E’ CARNE E’ PUEBLO,
QUE LO DIERA QUE LO REGALARA, ¿Y COMO PODIA?, COMO PODIA REGALARLO
SI NO ERA UN PERRO.

Y ENTONCES MI NOVIA, LA MUJER QUIEN TOAVIA QUIERO,
LA MUJER QUE LE ESTABA AGARRANDO,
AGARRANDO LA OREJITA AL CASAMIENTO
ME APUNTO LOS OJOS EN EL PECHO Y ME DIO A ELEGIR; " EL NIÑO O ELLA",
EL NIÑO O ELLA, EL NIÑO O ELLA, EL NIÑO O ELLA.
CON EL NIÑO LE DIGE QUE SI, CON EL, DESNUDITO DE AMOR CON EL ME QUEDO.

2 comentarios:

  1. hola yo tengo la idea de haberla escuchado recitada por argentino luna pero no la puedo encotrar

    ResponderEliminar
  2. Esta poesía es de Yamandú Rodríguez y no de Carlos Martínez Paiva

    ResponderEliminar